09-07-2013  
 
 

Malik Mograby
Abogado Asociación Chilena de Municipalidades

Un par de meses atrás, un municipio determinó interrumpir el servicio de transporte escolar, para aquellos alumnos que asisten a escuelas dependientes del municipio del prestador del servicio y que provienen de comunas vecinas.

El motivo de tal decisión, se debe a que las funciones que corresponden a los municipios se desarrollan en su territorio comunal.

Lo anterior tiene relación con lo establecido en el artículo 3º y 4º de la Ley Orgánica Constitucional de Municipalidades.

El artículo cuatro de la disposición legal citada anteriormente, dice que las municipalidades, en el ámbito de su territorio, podrán desarrollar, directamente o con otros órganos de la Administración del Estado, funciones relacionados con el transporte.

El propósito de la norma, es establecer límite de competencia territorial de cada una de las municipalidades que existen en el país.

Sobre lo mismo, la Contraloría General de la República, manifestó que las funciones y atribuciones otorgadas por el ordenamiento jurídico a los municipios, han sido concebidas para que sean ejercidas por cada una de dichas entidades sólo dentro de sus respectivos ámbitos territoriales, esto es, en las comunas que legalmente les corresponde administrar. Con ello, la entidad controladora respalda la decisión tomada por el municipio.

Sin embargo, no se puede olvidar la existencia de otra herramienta legal, que el propio legislador estableció en la Constitución Política y luego la reglamento en la Ley Orgánica Constitucional de Municipalidades y que permite a las municipalidades asociarse entre ellas para el cumplimiento de sus fines propios.

La actual legislación, señala que dos o más municipalidades, pertenezcan o no a una misma provincia o región, podrán constituir asociaciones municipales para los efectos de facilitar la solución de problemas que les sean comunes o lograr el mejor aprovechamiento de los recursos disponibles. Estas asociaciones entre otros podrán tener por objeto, la intención de servicios comunes, realización programas vinculados a la protección del medio ambiente, al turismo, a la salud o a otros fines que les sean propios.

Según la historia de la Ley Nº 19.130 que en el año 1992 modificó la Ley Orgánica Constitucional de Municipalidades, el entonces Ministro del Interior, señor Krauss, manifestó antes de los parlamentarios, que “las constitución de asociaciones intermunicipales, es una figura jurídica de la mayor importancia para potenciar la capacidad de acción de los municipios, en la medida en que les permitirá enfrentar, mancomunadamente-con las ventajas inherentes a la coordinación implícita en tal clase de iniciativas y al aprovechamiento de las economías de escala-, problemas comunes a las distintas colectividades territoriales que les corresponda atender”.

En conclusión, sin perjuicio de que las funciones son ejercidas por cada una de las municipalidades dentro su territorio, las autoridades comunales pueden suscribir convenios con otros órganos de la Administración del Estado y asociarse entre ellas en los términos establecidos en la Ley Orgánica Constitucional de Municipalidades. Y así lo confirma el Dictamen Nº 38.595 de la Contraloría General de la República y que es del año 2013.