26-11-2013  

Malik Mograby
Abogado AChM

 

El miércoles de la semana pasada, la Comisión de Recursos Naturales y Medio Ambiente de la Cámara de Diputados, escuchó a diversas autoridades locales sobre el proyecto de ley que establece el marco para la gestión de residuos y responsabilidad extendida del productor.

La responsabilidad extendida del productor, tal como lo cita el mensaje, requiere otros mecanismos de apoyo para su efectiva implementación, entre ellos la educación ambiental en el manejo de residuos y la cooperación e involucramiento de las municipalidades. Y lo más interesante de la iniciativa, es la creación de un fondo para reciclaje no solamente para las municipalidades, sino también para las asociaciones municipales.

El fondo tiene por objeto financiar proyectos, programas, estudios y acciones para prevenir la generación de residuos y fomentar su reutilización, reciclaje y  otro tipo de valorización. Por lo tanto una vez aprobado el proyecto de ley, las asociaciones podrán postular a este fondo concursable para ejecutarlo.

De manera parralera al proyecto de ley referido precedentemente, en el Senado existe otra iniciativa que modifica la Ley General de Urbanismo y Construcciones y leyes complementarias entre de las cuales es la Ley Orgánica Constitucional de Municipalidades, para establecer un sistema de aportes al espacio público aplicable a los proyectos de construcción.

Los fondos que recibirán las municipalidades, sobre todo cuando se trata de aporte en dinero, habrá que administrarlo, previo aprobación el Plan de Inversiones en el Espacio Público. Al respecto el legislador, señala que para administrar los fondos, las municipalidades podrán delegarlo a otras entidades con o sin fines de lucro y reconoce que las asociaciones municipales como entidades que tendrán la facultad para administrar los aportes, tal como lo cita el artículo 5° bis, y de aprobarse formaría parte de la Ley Orgánica Constitucional de Municipalidades.

El citado artículo, dice “que los fondos que la municipalidad recaude por concepto de aportes al espacio público, podrán ser administrados a través de una asociación con otra municipalidad.”

Hay que tener presente, que según la iniciativa, los fondos que las municipalidades recauden deberán administrarse en cuenta aparte y sólo podrán destinarse a los siguientes fines:

1) Ejecución de obras de desarrollo comunal identificadas en el Plan de Inversiones en el Espacio Público.
2) Pago de las expropiaciones que sean necesarias para la materialización de dichas obras.
3) Actualización del Plan de Inversiones, sus respectivos Planos Seccionales y proyectos de las obras.
4) Gastos de administración del Plan de Inversiones, hasta por el 10% de los fondos recaudados, de acuerdo a las reglas que establece la Ordenanza General.

A estas iniciativas hay que sumar otras leyes que han sido propuestos por el legislador en el pasado, tales como la ley de pesca recreativa, instalación de los juzgados de policía local, fortaleciendo el asociativismo, como un instrumento para mejorar la gestión de los municipios.

En conclusión, el asociativismo municipal, que refleja el trabajo de manera colectiva, no solamente tendrá por objeto concentrarse en temas gremiales, sino tendrá de manera responsable y profesionalmente enfrentar nuevos desafíos que constituyen un paso importante para ser actor en el que hacer local, y en definitiva hacerse cargo de diversas materias de interés tanto de los municipios como también del ciudadano, sobre toda en temas vinculadas con el ejecución de obras de desarrollo local, realización de programas relacionadas a la protección del medio ambiente, al turismo, a la salud.